Cómo vivir sin contaminar

Cómo vivir sin contaminar

¿Sabías que cada persona en promedio crea 3 kilos de basura al día? Ahora suma esos kilos de basura y multiplícalos por todas las personas que vivimos en el mundo, es mucha basura, no?

Nuestro planeta necesita que le echemos una mano y existen muchas maneras de ayudar desde tu casa; Las maneras que todos conocemos son reciclando, separando y reutilizando algunas de las cosas que pueden estar en nuestra basura, pero, qué tal sería vivir sin producir absolutamente nada de basura al día?

Esto existe, es un estilo de vida llamado “Zero Waste” o en español, Cero desperdicios! Esta manera de vivir requiere de mucha disciplina en muchos aspectos y cada vez más personas se le están sumando, pero hay que ser honestos, no se puede pasar de hacer 3 kilos de basura a ninguno en un día, así que aquí hay algunos consejos para que comiences a poner en marcha este método, inténtalos todos! Verás que equilibrarán tu vida, al mundo y no desequilibrarán tu bolsillo. 

1.- Comprar cosas a granel. 

Mira tu refrigerador o tu despensa y cuenta las cosas que tienen un empaque, te puedo apostar que más de la mitad de las cosas tienen algo envolviéndolas. ¿Qué pasa con esas envolturas? ¡Se tiran! Casi todo lo que consumimos viene en algún tipo de empaque, y aunque puede que esto sea más práctico, es la razón principal de toda la basura que producimos. Las tiendas a granel venden todo lo que puedas imaginarte sin necesidad de una bolsa que tengas que tirar después, puedes llevar tus propios contenedores, comprar la cantidad que necesitas y listo! No subestimes estos lugares, la mayoría tienen productos de gran calidad y encontrarás casi todo lo que comprarías normalmente en el súper, como muchos tipos de aceites, frijol, arroz, avena, azúcar, hasta papitas deshidratadas de botana! Encuentra alguna que quede cerca de tu casa y verás cómo ya no tendrás que sacar la basura de tu cocina cada dos días. 

2.- Pide tus bebidas sin popote.

El 98% de las criaturas marinas han consumido algún tipo de plástico, y el tipo de plástico que más se ha encontrado en estómagos de animalitos son los popotes. No, no necesitamos un popote para tomarnos ese refresco! Si pides tu bebida sin él, puede que no parezca un cambio significativo, pero piensa en todas las otras personas que han creado movimientos anti-popotes y los kilos de plástico que han logrado evitarle al mar, todo empezado por no usar un popote! Pasitos pequeños son lo que ayuda, inténtalo, te prometo que te va a hacer sentir increíble saber que estás ayudándole al mar. 

3.- Lleva bolsas reusables al súper.

Tener bolsas de plástico en la casa siempre ayuda, pero es un extremo tener un cajón repleto de estas bolsas que solo se van a usar una vez. Invierte en bolsas de tela! La mayoría de los supermercados están empezando a cobrar 10 centavos por cada bolsa de plástico que uses, así que no será una inversión en vano. Por más que las bolsas de plástico ya sean parcialmente degradables, siempre va a ser mejor no tener que usar esa bolsa! Las bolsas de tela son increíblemente resistentes, tienen diseños hermosos y las puedes utilizar por años! Si no encuentras ninguna, dobla las bolsas de plástico que tengas en tu casa de compras pasadas y llévalas al súper cada vez que vayas.

4.- Lleva contenedores al súper o a la carnicería.

Todos compramos los gramos que necesitamos de la carne que queremos, y siempre nos las dan en bolsas delgadas o en una charola de unicel, pero pocas personas saben que es posible (además de legal) llevar tus propios tuppers al súper para que te pongan las cosas ahí! Para que no tengan que pegar la etiqueta en tu tupper y que se quede ahí pegada para siempre, pide que te la den en la mano y dásela a la cajera cuando vayas a pagar. 

5.- Cuando vayas de compras, usa la misma bolsa. 

No todos llevamos bolsas de mano grandes cuando vamos al centro comercial, pero siempre nos dan una bolsa grande en algún lugar; Quédate con esa bolsa el resto del día! Si vas a comprar más cosas, pide que te den lo que estás comprando sin bolsa y ponlo en la que ya tenías desde un principio, así al final del día tendrás solo un lugar donde están todas tus cosas y no 200 bolsas de tamaños distintos que van a acabar en el mismo cajón que las del súper que no vuelves a usar. Puedes ahorrarte este paso si tú o alguien con quien vayas lleva una bolsa de mano enorme (si no le importa cargar un poco demás).

6.- Renuncia a las comidas chatarra. 

Como dijimos en el primer punto de esta lista, la razón principal de nuestros desperdicios son las envolturas de comida. Las papas y los dulces siempre vienen envueltos, verdad? Este es un paso difícil si te encantan los chocolates como a mí, debo admitir que juré que jamás podría cumplir con esta etapa, pero en las tiendas a granel que mencionamos ya en esta lista venden muchos tipos de chocolates deliciosos que vale la pena descubrir, además de que es mucho más barato comprarlos aquí! Y si eres una persona más salada, compra cacahuates, papas o fruta deshidratada con chile, va a ser mucho más sano para tu cuerpo. 

7.- Opta por productos de higiene femenina reutilizables. 

A muchas mujeres les apena preguntar acerca de estos productos cuando la verdad es que ayudan a reducir la contaminación de una manera impresionante! En lugar de utilizar toallas o tampones que tienes que tirar a la basura más de una vez al día durante tres o cinco días, usa una copa menstrual! Las copas menstruales son reutilizables y son mucho más higiénicas que los productos que utilizamos normalmente, esto de debe a que puedes enjuagarla, lavarla con un jabón especial y hasta hervirla para eliminar todas las bacterias que podría tener, ah, ya mencionamos que puede durar hasta 10 años? Imagina todo el dinero que vas a ahorrar. Hay cientos de videos en YouTube que te pueden enseñar a usarla, piérdeles el miedo y ayuda al mundo!


Deja un comentario

Deja una respuesta

three × 4 =

SitiosComo