Tips para bajar de peso.

Cómo Bajar de Peso.

Todos hemos tenido problemas para bajar de peso en algún momento, ya sea porque simplemente no queremos hacer dieta, porque se nos antojan demasiado las papas o porque nuestro metabolismo no es muy rápido. Pero hoy, esta es la señal que estabas esperando para empezar la dieta para perder peso mañana (aunque no sea lunes). En esta lista vas a encontrar muchos consejos para que sepas cómo bajar de peso. Muchos de estos consejos son para ayudar en aspectos de alimentación y algunos otros son para fuerza de voluntad, porque siempre verás esa galleta traicionera en tu alacena. Intenta que algunas de estas cosas se vuelvan parte de tu vida diaria y verás cómo empiezas a bajar de peso de manera sana y sin problemas!

1. ¡Toma Agua!

Todo nuestro cuerpo está conformado por agua, así que tomar agua siempre va a ser de lo más importante. Si eres de las personas (como yo) que se olvidan de tomar agua, consigue una botella que te guste para que te den ganas de tenerla contigo todo el tiempo, verás que solo de tenerla frente a ti la tomarás casi de manera automática. Si esto no te sirve, puedes descargar aplicaciones que te lo recuerden. 

Muchas veces confundimos hambre con sed, un buen hábito para no confundir estas dos cosas es la técnica de los 10 minutos: ¿Sientes que tienes hambre? Toma un vaso de agua y espera 10 minutos. Todavía tienes hambre? Toma una taza de té o café y espera otros 10 minutos. Todavía tienes hambre? Come! Esperar vale por completo la pena con tal de que no comas y tomes el agua que necesitas tomar. 

2. Mastica más despacio. 

Muchas veces no nos damos cuenta de lo rápido que comemos, y eso es un problema para nuestro estómago ya que el cerebro tarda en darse cuenta de que está lleno, así que comemos demás sin fijarnos. Una solución rápida para esto es intentar comer más lento, empezando por darnos más tiempo en cada bocado que damos; El promedio de veces que deberíamos de masticar un alimento es de 15 a 20 veces, así que ten paciencia e intenta contarlas! Si eres una persona que come muy rápido, verás que comienzas a comer cada vez menos ya que te sientes satisfecho antes de tiempo. 

 3.  Cocina con aceites más sanos. 

Cocinar con algunos aceites puede ser más sano que con otros, los aceites que recomendamos para cualquier tipo de alimento empiezan con el aceite de Aguacate, este aceite le da un sabor extra a todas tus comidas saladas, además de que está lleno de nutrientes excelentes para tu cuerpo. El aceite de coco también es muy bueno para cosas ando dulces como saladas, solo tienes que calentarlo un poco antes de utilizarlo. 

4. Té verde. 

El té verde está repleto de antioxidantes, pero eso no es lo mejor, la mejor parte del té verde es que te ayuda a mejorar la velocidad de tu metabolismo! Toma de cuatro a cinco tazas por día y verás cómo te ayuda en cuanto a niveles de hidratación, además de acelerar la manera en a que digieres todos tus alimentos. 

5. No dejes de comer lo que te gusta.

Este paso es sumamente importante para todas las personas que piensan que las dietas son solo comer ensalada, ir al gimnasio 6 horas al día y tomar solo agua. Es muy importante que no te olvides de comer lo que te gusta de vez en cuando haciendo una dieta, así no te cansarás de lo que estás comiendo e iniciarás una revolución en contra de las verduras. ¿Te gusta el chocolate? Puedes comer chocolate amargo. ¿Te gustan las papas? Consigue algunas verduras como zanahorias, rebánalas, ponles aceite de aguacate, sal, pimienta y mételas al horno hasta que se vean doradas y deliciosas, son un sustituto excelente para las papas fritas o llenas de sal. Encuentra alternativas que te encante comer, así tu fuerza de voluntad se mantendrá intacta!

6. Usa platos más pequeños. 

A nuestro cerebro le encanta confundirnos con muchas cosas, empezando por este dato curioso que te ayudará a servirte porciones más pequeñas de comida: Los platos grandes hacen que las porciones normales se vean pequeñas debido al espacio que queda restante en el plato; Cuando utilizas un plato pequeño, la misma porción se ve como si fuera mucho más! Puedes hacer este experimento tú mismo en tu casa, toma dos platos y sirve la misma cantidad de la comida que quieras, verás la diferencia! Sírvete en platos más pequeños para que tu cerebro sienta que estás comiendo más! 

7. Lávate los dientes.

Yo sé que suena loco, ¿Cómo es que lavarte los dientes te va a ayudar a bajar de peso? Bueno, más bien te ayudará a no comer cuando sientas que ya comiste suficiente. Lavarte los dientes siempre le da este refrescante sabor a menta a tu boca, cierto? Quién querría comer algo teniendo un sabor intenso a menta o hierbabuena? Además de que altera los sabores de lo que estés comiendo, tendrás que volver a lavarte los dientes. 

8. Duerme bien.

Sí, dormir bien puede ayudarte de muchas maneras en la vida diaria: Mejora tu humor, productividad, etc etc, pero también te ayuda a acelerar el metabolismo! Dormir menos de 8 horas (o las horas recomendadas por tu doctor) puede alentar tu metabolismo de manera notoria, así que haz un horario para ir a dormir, ve a la cama siempre a la misma hora, descarga una aplicación en tu teléfono que mida tu nivel de sueño y ten control de tu cuerpo de una manera que no te esperabas. 

Todos estos consejos son muy fáciles de seguir, pon a prueba tu capacidad y baja todos los kilos que quieras combinando estos trucos con ejercicio y una dieta balanceada! 


Deja un comentario

Deja una respuesta

sixteen − two =

SitiosComo